26
Sun, May

El Cobre: Material Clave Para Reducir El Calentamiento Global

IIMCh al día
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En el evento se abordarán temas tradicionales del procesamiento de Cu, tales como geo-metalurgia, piro-metalurgia, hidro-metalurgia, electro-metalurgia, además de otros aspectos que hoy son muy importantes, tales como optimización de procesos a través de la innovación y tecnologías, sustentabilidad, mercados, manejo de residuos y economía circular, entre varios otros.

Estamos viendo en estos días las fuertes olas de calor extremo que complican a Europa y en otras regiones del mundo. Se hace cada vez mas necesario avanzar en la Transición Energética para reducir el Calentamiento Global del Planeta a los niveles del Acuerdo de Paris del año 2015 que han suscrito cerca de 200 naciones.

El cobre posee una enorme cantidad de atributos físicos y químicos para el desarrollo que le permiten tener múltiples aplicaciones en la vida moderna y contribuyen también de manera decisiva a reducir el Calentamiento Global del planeta. Algunas de estas cualidades son por ejemplo el que es un material relativamente abúndate en el mundo, un excelente conductor de calor y electricidad, así como tener resistencia a la corrosión, ductilidad, maleabilidad y reciclabilidad, por todo lo cual se hace especialmente apreciado.

La Conferencia Internacional Copper 2022, que se celebrará en Santiago de Chile del 13 al 17 de noviembre próximo, conversaremos de diversos temas relacionados con los diversos aspectos de la producción de cobre, entre ellos por ejemplo, como el Cobre es un material clave que está contribuyendo y lo seguirá haciendo, a reducir el Calentamiento Global del planeta.


La Transición Energética se ha venido acelerando en los últimos tres años, debido a, entre otros factores, la mayor conciencia mundial por la descarbonización y la necesidad de la reducción del Calentamiento Global.

Como uno de las aristas de la reducción del Calentamiento Global, el cobre se requiere por ejemplo para fabricar los autos y vehículos eléctricos, que en promedio consumen 4 a 5 veces más cobre que los vehículos a gasolina o diesel, así como para las nuevas facilidades y líneas eléctricas para suministrar y transportar grandes volúmenes de energía eléctrica requerida en las fábricas y hogares, hogares, así como para las piezas y partes de los parques fotovoltaicos y eólicos en tierra y Off-shore que producirán la energía requerida para un mundo con menos combustibles fósiles. Dada las condiciones que tiene el cobre, este metal está en el centro de las soluciones mundiales para lograr la Transición Energética global desde los combustibles fósiles a las energías renovables. En otras palabras, no es posible materializar esta Transición, sin el uso masivo de cobre

En mayo del año 2021, la Agencia Internacional de Energía (AIE) encendió las alarmas, señalando que, para poder realizar la Transición Energética vital para reducir el Calentamiento Global que gran parte de la humanidad desea, se requería de un suministro adicional masivo de varios metales, entre ellos de cobre.
Algunas industrias demandantes de cobre están dando pasos acelerados en la Transición Energética en curso. Por ejemplo, la Industrial del automóvil está construyendo plantas para fabricar masivamente coches eléctricos, lo que representa un cambio en las costumbres y paradigmas en una forma nunca vista, que además acelera toda la infraestructura eléctrica requerida para que estos vehículos puedan funcionar.

La Agencia Internacional de Energía (AIE) estima que las ventas de automóviles eléctricos pasaran de 3 millones de unidades en el 2020 a 40 millones de unidades en el 2030 y a unos 70 millones de unidades en el 2040. Asimismo, la industria del automóvil de Estados Unidos, en el cambio más grande desde la revolución industrial de Henry Ford, está invirtiendo hoy unos US$ 500 mil millones de dólares en nuevas plantas de autos eléctricos y de componentes para estos. Estas plantas estarán operando a plena capacidad en el quinquenio 2025-2030, lo que aumentará la demanda de Cobre.

Como se sabe, Chile es el país de mayores reservas de Cobre y a la vez el mayor productor mundial del metal, que representa el 28,5% del mercado mundial de Cu. El mercado mundial alcanzo en el año 2020 a unos 20 millones de toneladas.

Diversos bancos de inversión, consultoras y otras organizaciones estiman que el cobre aumentara significativamente su consumo en los próximos 20 años, empujado por la enorme Transición energética en curso. La consultora especializada Woodmac por ejemplo, ha estimado en el año 2021 que llegar a las temperaturas máximas del planeta, la demanda de cobre pasará de los 20 millones de toneladas del año 2020 a 29 millones a fines de la presente década y a 40 millones de toneladas en el 2040, duplicando así en menos de 18 años la demanda global del metal. Esto requiere sólo en los primeros 15 años de este ciclo, de una inversión de unos US$ 525 mil millones de dólares, tanto para mantener las actuales minas (que han venido envejeciendo) y desarrollar nuevas facilidades.

Luego de algunos años de menos actividad, a nivel mundial la actividad minera de Cobre y otros minerales, está muy activa. En el año 2021 por ejemplo, el presupuesto global de exploración aumentó en un 35% y en el presente año 2022 se espera que siga creciendo.