Corporación Minería y Cultura del IIMCh celebra natalicio de Ignacio Domeyko

Panorama Cultural
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La ceremonia se realizará este jueves 2 de agosto, a las 18:30 horas, en la Casa Domeyko, ubicada en calle Cueto 572, Barrio Yungay.

 

El natalicio 210 del destacado científico y educador polaco Ignacio Domeyko, considerado como uno de los padres de la minería nacional, será celebrado este jueves 2 de agosto en una actividad abierta para toda la comunidad minera.

El evento será organizado por la Corporación Minería y Cultura, la Comisión Cultural del Instituto de Ingenieros de Mina de Chile, junto a la Sociedad Nacional de Minería (Sonami) y la propia familia de Domeyko.

La celebración será por partida doble, ya que la actividad coincide con el décimo aniversario de la Corporación, creada en julio del año 2002 por el IIMCh para fomentar la investigación, desarrollo y difusión de la cultura y el arte relacionada con la historia minera del país.

El evento, tendrá lugar el día jueves 2 de agosto, a las 18:30 horas, en la Casa Domeyko, ubicada en calle Cueto 572, en pleno Barrio Yungay (Metro Estación Cumming, Línea 5).

Los interesados en asistir, deben confirmar y solicitar una invitación directamente con la Corporación de Minería y Cultura al teléfono 638 50 89 y en el e-mail Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. (cupos limitados).

 

Insigne minero

Ignacio Domeyko nació en Niedzwiadka, Polonia, el 31 de julio de 1802 y es considerado un insigne científico y educador minero, padre de la enseñanza de ingeniería en minas en Chile.

En junio de 1838 llegó a Coquimbo, Chile, contratado por el gobierno con el fin de incorporar nuevas tecnologías y conocimientos científicos en el desarrollo minero de la nación. Desde su arribo hasta 1846, ejerció como profesor de Química y Mineralogía en Coquimbo. Durante estos años, aprovechó de realizar excursiones por los valles de La Serena, Huasco, Copiapó, Aconcagua y Santiago. Desde 1842, encabezó expediciones con el fin de examinar las estructuras geológicas cordilleranas entre los valles de Elqui y Copiapó.

Luego de viajar por La Araucanía, realizando descripciones detalladas de las selvas del sur del río Bío-Bío, se estableció en Santiago. En la capital se relacionó con intelectuales y políticos, como Andrés Bello y Claudio Gay. De hecho, junto a Bello, tuvo una influyente labor en la fundación de la Universidad de Chile. En 1847 fue contratado por el gobierno chileno como profesor en el Instituto Nacional.

En 1866 formó parte de la plana de docentes de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile. Un año después, fue elegido rector de la universidad, cargo que ejerció durante tres períodos, hasta 1883.

Como rector, Ignacio Domeyko formuló nuevas ideas para la educación dentro de la universidad, apelando a la profesionalización de las ciencias. De esta forma, se preocupó de organizar estudios que estuvieran orientados a las ciencias prácticas, transformando la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas en una Escuela de Ingeniería.

Sus conocimientos fueron fundamentales en la construcción de puentes, en la ingeniería en minas y en los estudios geográficos e hidrológicos. También entregó nuevas ideas para la legislación y propiedad minera, y dio a conocer sus propuestas para la realización de una política indígena en Chile.

A los 81 años de edad, en 1883, dejó su cargo de rector y también renunció a sus clases de química, mineralogía y geología. Por su aporte científico a Chile, la Cámara de Diputados le otorgó una pensión vitalicia. En 1884 decidió viajar a Polonia junto a su familia y fue recibido con honores en Cracovia, Varsovia y Lituania.

Poco tiempo después de retornar a Chile, Ignacio Domeyko murió el 23 de enero de 1889.

.