Actualidad
Tipografía

Chinalco Mining, la unidad de metales no ferrosos del gigante de aluminio Chinalco, está buscando oportunidades de adquisición en Latinoamérica para proyectos de cobre con tasas de retorno de largo plazo de más de 10%.

El director ejecutivo, Peng Huaisheng, dijo que la región presenta un enorme potencial de desarrollo, especialmente Perú, donde la compañía ha estado desarrollando el proyecto cuprífero Toromocho desde 2007.

"Entendemos que Perú ofrece un gran potencial dentro de Latinoamérica", afirmó. "Perú tiene una estrategia para alcanzar a Chile en el desarrollo minero y de metales, de modo que provee un ambiente amigable hacia la inversión extranjera".

Chile es el mayor productor de cobre del mundo y tiene asimismo las mayores reservas del globo, que se usan principalmente en los sectores de distribución de energía y construcción. China importa cerca de 70% de sus necesidades de mineral de cobre.

El proyecto Toromocho de Chinalco Mining, listada en la bolsa de Hong Kong, a cerca de 140 kilómetros de Lima, comenzó una producción comercial de prueba en diciembre.

Pero escasez de energía eléctrica provocó un retraso de tres meses en la conexión eléctrica, lo que significó que la empresa debió procesar primero mineral con menor contenido de cobre que lo originalmente planificado. Esto causó que la empresa bajara en diciembre su meta de producción para este año a entre 120 mil y 150 mil toneladas, desde 190.500 toneladas.

En marzo, una fuerte lluvia provocó que el agua turbia de la mina se descargara hacia un lago. El Ministerio de Medio-ambiente de Perú ordenó el 28 de marzo que el proyecto detuviera sus operaciones por no cumplir supuestamente con las leyes medioambientales relacionadas con la descarga de agua.

Después de construir un tanque para acumular el agua de lluvia y un sistema de drenaje, el ministerio permitió que se retomara la producción el 11 de abril.

Peng afirmó que la suspensión no impedirá que el proyecto alcance la meta de producción revisada, ya que se espera que no alcance una utilización de capacidad total hasta el tercer trimestre. El ejecutivo aseguró que su empresa estaba "sorprendida" por la orden de suspensión, pero no hizo comentarios cuando se le preguntó si él pensaba que se ha tratado distinto a las compañías extranjeras y domésticas sobre temas similares.

En julio del año pasado, Chinalco Mining decidió usar US$ 120 millones de la recaudación de su oferta pública inicial, originalmente pensada para adquisiciones, para la fase número dos de expansión de Toromocho. La expansión por US$ 1320 millones será financiada en un 80% por préstamos bancarios y elevará la capacidad de producción anual en 45% a 310 mil toneladas cuando se complete en el primer semestre de 2016.

Fuente: Diario Financiero