Los estudiantes cada vez más protagonistas en las convenciones

Actualidad
Tipografía

Los universitarios comenzaron las actividades el domingo y finalizaron el miércoles con visitas técnicas.

Este año el número de universitarios que estuvieron en simposios y plenarias, fue el más alto de los últimos años. Se reunieron 82 estudiantes de trece universidades (del norte, centro y sur del país), participaron durante los cuatro días que duró la 68º Convención anual del IIMCh. 

El domingo, previo al inicio de la Convención Anual, los estudiantes fueron citados en las instalaciones de la facultad de ingeniería de la Universidad Arturo Prat, para realizar una actividad de bienvenida creada por parte de los organizadores del evento. En la ocasión estuvo presente al Presidente del Instituto de Ingenieros de Minas, Sr. Juan Pablo González, el Chairman, Sr. Marcos Márquez, la directora IIMCh, Sra. Gina Román, Sr Oliver Verdugo y Jaime Arenas.

La actividad tuvo como objetivo dividir a los estudiantes en 10 grupos de X participantes, esto, tomó por sorpresa a los alumnos, ya que todos fueron separados aleatoriamente para que  así comenzaran a relacionarse entre sí,  creando vínculos y lazos afectuosos que a futuro podían servir. 

Ya con los estudiantes separados, Juan Pablo González, efectuó una charla previa,  para que tomaran conciencia de donde estaban y de que se trataba la convención, la importancia que tiene para quienes asisten y las lecciones que deben sacar. Por su parte, Oliver Verdugo, les explicó que estar participando de este tipo de eventos, no es sólo diversión, sino que una responsabilidad importante en la que al final de cada día o del evento, puedan hacer redes de contactos para un futuro que está a la vuelta de la esquina.

Post actividad en la Universidad Arturo Prat, los estudiantes fueron invitados por el IIMCh y Collahuasi, a una cena de camaradería; allí, también fueron separados en grupos distintos a los que se encontraban en las aulas de la facultad de ingeniería e incluso. “Esto es divertido, todos mis amigos están en mesas distintas y las personas con las que compartí antes, ya tampoco están. Es una buena forma de conocer gente nueva”, dijo uno de los asistentes.

Los días que duró la convención, los estudiantes participaron activamente de cada charla, poniendo atención e incluso haciendo preguntas para que les respondieran dudas. Para el día final, quienes asistieron y desearon participar en las visitas técnicas, subieron a los buses para dirigirse a la que les fuese de mayor interés: Puerto Patache, Sal Punta Lobos o el Liceo Juan Pablo II.