Juan Pablo González: “Será una convención que recordaremos por mucho tiempo”

Actualidad
Tipografía

La última jornada de la convención culminó con un plenario enfocado a la Región de Tarapacá, sede del evento.

Los tres exitosos días de la 68º Convención Anual llegaron a su fin. Fueron jornadas de interesantes análisis y debates, con una alta afluencia de público en la que destaca la importante participación de altos ejecutivos, socios y estudiantes.

Marcos Márquez junto a Juan Pablo González realizaron un positivo y “exitoso” balance del evento realizado en Iquique. “Será una convención que recordaremos por mucho tiempo. La vara quedó alta para el futuro”, aseguró el presidente del Instituto de Ingenieros de Minas. Por su parte, el Chairman de la convención, destacó la participación de todos los expositores y de Collahuasi, actor principal, junto al IIMCh , de este destacado evento. “Para nosotros, es un honor que la convención haya vuelto a realizarse en Iquique, estamos muy contentos con el trabajo realizado durante estos tres días”, afirmó Márquez.

Durante el panel final de la 68ª Convención Anual , Miguel Segovia  abordó el proyecto “Casa Willkallpa”, bloque compuesto en un 80% de plástico reciclado, una iniciativa impulsada por la Universidad Arturo Prat y la Compañía Minera Doña Inés de Collahuasi, que busca entregar una respuesta habitacional sustentable y medioambientalmente amigable.

 

Visitas técnicas

Luego de las plenarias del miércoles 25, los asistentes, su mayoría estudiantes, fueron a recorrer las visitas técnicas que estaban a disposición de los asistentes: Puerto Patache, Sal Punta Lobos y Liceo Juan Pablo II. Cada recorrido duró alrededor de dos horas y contó con la presencia de 40 participantes, aproximadamente, en cada lugar.

Durante la visita en Puerto Patache pudieron ver la planta de molibdeno, recorrer el puerto y visitar la sala de control. En Sal Punta Lobos, quienes asistieron, presenciaron una tronadura en la mina, además de conocer la infraestructura del lugar. Finalmente, quienes estuvieron en el Liceo Juan Pablo II visitaron las instalaciones y fueron recibidos con bailes de sus propios alumnos. Actos típicos de la zona, “fue un lindo y emotivo momento”, comentó uno de los asistentes.