CAP diversificará negocios y evalúa detención de faenas poco rentables

Actualidad
Tipografía

En 2014 las utilidades de la firma se redujeron 69,7% a US$ 55,5 millones. 

Tiempos complejos enfrenta el grupo CAP, productor de hierro y acero liderado por Roberto de Andraca.

El año pasado exhibió un resultado consolidado por US$ 55,5 millones, una caída de 69,7% respecto de 2013. Pero, más allá del panorama internacional y de la caída en los precios del mineral, De Andraca aseguró que la desaceleración de la economía chilena fue amplificada por una "abultada agenda legislativa que generó incertidumbre, y por ciertos problemas que carecen de solución", como es el precio de la energía. Todo esto afecta la competitividad de las industrias, dijo.

A su vez, manifestó que CAP ampliará su mirada y diversificará sus negocios, en parte por los malos resultados. "Estamos estudiando varias incursiones en el área de energía, en todas las opciones", sostuvo ayer en la junta de accionistas el gerente general de la compañía, Fernando Reitich.

Agregó que su planta desaladora ya está preparada para una tercera etapa de ampliación y están pensando en venderles agua a más mineras, lo que hoy hacen con Caserones.

Según consta en su memoria anual, la compañía está mirando cada vez con más atención el negocio del cobre.

La empresa ha hecho importantes esfuerzos por reducir sus costos, lo que hoy se traduce en un importante factor en un entorno de malos precios.

Los pronósticos sobre el precio del hierro, el principal negocio de CAP, no son auspiciosos. En una presentación a los accionistas en marzo, la firma hizo una lista da faenas con riesgo moderado de cierre, y entre ellas colocó a El Romeral.

Ayer, Reitich reconoció que es una alternativa que evalúan y, aunque no necesariamente óptima, la medida se traduciría en una forma conveniente para reducir los costos operacionales. "Estamos considerando la suspensión de El Romeral", sostuvo el ejecutivo

Fuente: El Mercurio