Caso Litio: Fiscalía oficia a Impuestos Internos para indagar boletas de Wagner

Actualidad
Tipografía

La Fiscalía Centro Norte ofició nuevamente al servicio, pero esta vez en el caso de la fallida licitación del litio en la cual está vinculada SQM. Si el Fiscal Nacional lo determina, la investigación por cohecho podría ingresar a la arista SQM-Penta.

Un nuevo flanco se abre en la compleja situación judicial que vive SQM y esta vez tiene que ver con el llamado Caso Litio, arista donde la Fiscalía Centro Norte investiga un eventual fraude al Fisco y un eventual cohecho tras la fallida licitación que llevó adelante el ex subsecretario Pablo Wagner y en donde figuran como querellantes el Consejo de Defensa del Estado (CDE) y el Consorcio NX Uno de Peine, empresa que participó en la licitación.

Y pese a que esta investigación comenzó antes de que se conociera siquiera la existencia del Caso Penta, lo cierto es que esta información podría pasar a formar parte de la carpeta del Caso SQM, si el Ministerio Público así lo determina, transformándose en un nuevo flanco de investigación vinculado a la compañía controlada por Julio Ponce Lerou.

Sin ir más lejos, hace un par de días el abogado del consorcio minero ligado al grupo Errázuriz y a capitales coreanos, Cristián Rosselot, solicitó al Ministerio Público que se realizaran diversas diligencias tendientes a indagar una eventual relación entre el ex subsecretario Pablo Wagner, la ex jefa jurídica de la Subsecretaría de Minería Jimena Bronfman (actualmente formalizada por esta causa), y SQM, compañía que ganó la polémica licitación que luego fue anulada. Las pericias fueron acogidas por Morales, quien ofició al Servicio de Impuestos Internos con el fin de indagar en las boletas de los ex funcionarios públicos.

Según conocedores del caso, los querellantes han levantado la tesis del cohecho y argumentaron en un escrito que “es preciso profundizar en un contacto establecido entre la empresa y el ministerio, particularmente en una conferencia telefónica sostenida por el Fiscal de SQM, Matías Astaburuaga y Pablo Wagner previo a la apertura de sobres del fallido proceso”.

En la comunicación “Wagner pidió al abogado de la empresa su opinión legal, acerca de si SQM tenía o no litigios pendientes con el Estado de Chile, a lo que al abogado Astaburuaga, respondió que no, que SQM sólo tenía litigios pendientes con el Fisco y no con el Estado de Chile”, apunta el texto.

Según lo expresado en un escrito enviado al fiscal José Morales, Wagner reveló el estado de una licitación que no era pública , hizo un “contubernio” en su función de Ministro de Minería Subrogante, con el fiscal de SQM, empresa que estaba compitiendo en la licitiación y tenía “problemas con papeles”.

Según el escrito que se encuentra en la carpeta de investigación, “el Ministerio de Minería del Gobierno de Chile, le preguntó a la misma SQM, qué podía hacer para no perjudicarla en la licitación a la que se había presentado mal y de la cuál debía ser desclasificada sin más trámite”. Añade que  luego, “el ministro de minería hizo lo que le dijo el Fiscal de SQM, asumiendo la postura de que un juicio contra el Estado, lo que constituye una aseveración inaceptable, porque cualquiera sabe que el Fisco no es otra cosa que el Estado en sus relaciones patrimoniales”.

Según el texto de Consorcio NX Uno de Peine, “Wagner se habría puesto de acuerdo con el fiscal de SQM acerca de la forma de superar el problema producido por la deficiente presentación de documentos exigidos en las bases admnistrativas, todo a fin de evitar lo único que debía hacerse, esto es, eliminar a SQM de la licitación”.

Según el querellante, en esta investigación se pretende demostrar si Wagner pudo haber sido sobornado por SQM para obtener una “solución” frente a los litigios pendientes que descalificaban a la minera no metálica del proceso de licitación especial del litio. Esto, a raíz de que en el marco de la investigación por el Caso Penta, se encontró una boleta de SQM a la cuñada de Pablo Wagner, Carolina de la Cerda.

Tras la inhabilitación del ministro del ramo, Hernán de Solminihac, el ingeniero comercial y MBA de la UC debió encabezar la primera licitación de los Contratos Especiales de Operación de Litio (CEOL). Sin embargo, la anulación del proceso, luego que se acreditara que SQM incumplió las bases de licitación al existir juicios vigentes contra el Estado, le costó su salida del cargo.

Fuente: Pulso