Actualidad
Tipografía

Landerretche busca elevar los estándares con que funciona la mesa directiva, regular conflictos de interés y evitar filtraciones de información.

Nada de bien cayeron a Óscar Landerretche, presidente de la minera estatal Codelco, las diferencias públicas que mantuvieron algunos integrantes del directorio y se los hizo notar en la reunión que sostuvieron este martes hasta altas horas de la noche.

El hecho que gatilló el análisis se generó hace dos semanas, cuando en una entrevista, la ex ministra y directora de la estatal Laura Albornoz, señaló que la salida del ex vicepresidente ejecutivo de Codelco, Thomas Keller, se habría debido a “una mala evaluación de su gestión de parte del comité de Auditoría”.

Acto seguido, los directores Marcos Büchi, Gerardo Jofré, Marcos Lima y Blas Tomic salieron a desmentir públicamente -a través de una carta- las razones del alejamiento de Keller, generando el primer gran quiebre en una mesa que ya había tenido un complejo proceso de instalación.

Esto habría obligado a Landerretche a adelantar el anuncio y ejecución de una serie de medidas en las que estaban trabajando para mejorar el gobierno corporativo de la minera estatal.

Así, el martes, el presidente de Codelco puso los temas en tabla, y luego de una reunión que se extendió por más de seis horas, el directorio aprobó un grupo de acciones orientadas a mejorar la transparencia, probidad y rendición de cuentas del directorio.

“Con el fin de garantizar al país que los recursos aportados por todos los chilenos serán utilizados de forma adecuada, el directorio ha resuelto iniciar un proceso de revisión de sus estándares de gobierno corporativo, buscando incorporar las mejores prácticas a nivel mundial”, señaló Landerretche.

Las nuevas políticas

Finalmente tres fueron las directrices a las que acordaron someterse los integrantes de la mesa. La primera tiene relación con el establecimiento de límites y controles para la gestión de los recursos asignados al funcionamiento del directorio; luego, con la implementación de un sistema transparente y trazable de gestión de solicitudes de contratación, ascenso y desvinculación de ejecutivos y empleados de Codelco; y mecanismos para regular la relación entre los integrantes del directorio y la administración de la empresa y partes relacionadas, así como el establecimiento de criterios para las vocerías corporativas.

Fuentes señalan que los anuncios realizados van en la línea de adecuar las prácticas del directorio a los estándares de empresas de similar tamaño y también para resguardar los intereses de la firma.

La primera busca que los directores se apeguen estrictamente, y justificando “cada peso”, a los presupuestos asignados para cada una de las actividades. Las dos restantes apuntan a un tema más sensible: evitar las presiones, tanto internas como externas, a las que se podrían ver sometidos tanto los directores como la administración, y también “controlar” el flujo de información que sale desde la compañía, para evitar que se afecten sus intereses comerciales.

Estos cambios son la primera parte de un plan más ambicioso. En el próximo directorio se someterían a discusión normas para regular el lobby en la Corporación -obligando a que las reuniones y peticiones que recibe el directorio y la administración sean informadas con detalle-; los posibles conflictos de interés que afecten a los miembros del directorio y el fortalecimiento y reforma a los sistemas de auditoría interna.

Visión crítica

Ayer, en entrevista con Radio Cooperativa, Landerretche profundizó sobre el tema, señalando que “el directorio de Codelco en estos últimos días, con estos intercambios públicos, no ha tenido un buen desempeño. Yo voy a ser el primero en reconocerlo”.

Asimismo, señaló que las nuevas reglamentaciones apuntan a transparentar la gestión, especialmente en lo que se refiere a contrataciones, ascensos o despidos de funcionarios.

“Estamos estableciendo una regulación para que todo eso sea hecho con transparencia (...) Este tipo de medidas tiene que ver con mirar hacia adelante y viabilizar este compromiso que ha hecho el gobierno”, dijo.

Reconoció, además, que han existido conflictos de interés dentro de la Corporación, pero aún así la compañía cumple con la regulación chilena, la que, en todo caso, consideró débil en esta materia. “La legislación local no es de las más altas en estos estándares a nivel mundial, y,en cambio, Codelco es una empresa de clase mundial, entonces tiene que regirse por los estándares de clase mundial que son superiores a los que establece la legislación chilena. Así que estamos avanzando en esa dirección”, argumentó.

Diputados aprueban recursos para capitalización

Por 91 votos a favor y tres abstenciones, la sala de la Cámara de Diputados aprobó ayer el proyecto de ley que otorga una capitalización de US$ 4.000 millones para la estatal Codelco para el periodo 2014-2018. Los recursos representan aproximadamente un 17% del plan de inversiones por US$ 23.500 millones que la minera lleva adelante, y que a través de los denominados proyectos estructurales, le permitirá mantener su nivel de producción en torno a las 1,7 millón de toneladas anuales de cobre fino. De no concretarse este plan de inversiones, se estima que la producción caería a niveles por debajo del millón de toneladas.

LAS NORMAS

Presupuesto

Se aprobó el establecimiento de límites y controles para la gestión de los recursos asignados al funcionamiento del directorio, que busca mejorar la gestión de los mismos y que éstos se ajusten a lo estipulado.

Evitar presiones

También se decidió avanzar en la implementación de un sistema transparente y trazable de gestión de solicitudes de contratación, ascenso y desvinculación de ejecutivos y empleados de Codelco.

Centralizar comunicaciones

Se pondrán en marcha mecanismos para regular la relación entre los integrantes del directorio y la administración de la empresa y partes relacionadas, así como el establecimiento de criterios para las vocerías corporativas.

Fuente: Diario Financiero