para los ingenieros civiles de minas, que vivimos del usufructo de la minería, será un año de mezcla de optimismo y preocupación, y ojalá primen las buenas condiciones y no los malos augurios

Más artículos...