Mauricio Larraín, Gerente General de Minera Los Pelambres, aborda la relevancia del recientemente aprobado Proyecto INCO.

Actualidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Directorio de Antofagasta Minerals aprobó inversión de US$1.300 millones. Proyecto Infraestructura Complementaria (INCO), permitirá aumentar la capacidad de molienda, para hacer frente a la mayor dureza del mineral, y los planes a futuro de la faena.


“Nosotros tenemos un potencial importante; esto va en la trayectoria de lo que queremos seguir desarrollando como recurso en Pelambres”, señala Mauricio Larraín, gerente general de esta compañía, al abordar la reciente aprobación por parte del Directorio de Antofagasta Minerals del proyecto Infraestructura Complementaria (INCO), por US$1.300 millones.

La iniciativa es la mayor inversión realizada en esa faena en los últimos 14 años, y permitirá aumentar la capacidad actual de procesamiento de mineral de 175.000 a 190.000 tpd. También contempla una planta desaladora de respaldo, en caso de escasez hídrica, en Los Vilos, que representa unos US$500 millones del monto total.

“(El proyecto INCO) hará posible enfrentar los desafíos de aumento de material con mayor dureza en la mina, para recuperar niveles de tratamiento, y hacerlo en bastante armonía con el territorio”, enfatiza.

Ingeniero civil de Minas con casi 30 años de experiencia, Larraín es un buen conocedor de esta faena, pues en la década de 1990 participó en su desarrollo. Posteriormente ocupó diversos cargos de jefatura en Codelco, llegando a ser gerente general de División El Teniente. En 2017 volvió al Grupo Antofagasta Minerals para encabezar Pelambres.

FUENTE: Minería Chilena