Núcleo La Serena se reúne para homenajear a socios reconocidos con distinciones anuales

Nucleo Regional Norte
Tipografía

Claudio Canut de Bon, recientemente reconocido con la Medalla al Mérito 2011, y Eduardo Valdivia, flamante “profesional distinguido” del IIMCh, fueron homenajeados por sus colegas y amigos en La Serena.

 

Una concurrida y alegre reunión de camaradería celebró el Núcleo La Serena del Instituto de Ingenieros de Minas de Chile en esa ciudad, encuentro al que también asistieron miembros de la directiva del IIMCh y colegas de otras zonas del país.

Aprovechando la gran concurrencia de socios y profesionales mineros que asistieron al Seminario de Medioambiente que organizó el IIMCh en Coquimbo, el Núcleo regional del Instituto se reunió para compartir y homenajear a dos destacados socios de la zona que obtuvieron recientemente las distinciones anuales más importantes que entrega el IIMCh.

El destacado ingeniero Claudio Canut de Bon, reconocido con la Medalla al Mérito 2011, y su colega Eduardo Valdivia, galardonado con el premio al “Profesional Distinguido” del presente año, fueron homenajeados por los socios del IIMCh en el marco de una cena organizada especialmente por el núcleo La Serena el pasado 4 de octubre.

Al encuentro asistió el presidente del IIMCh, Luis Sougarret, así como otros representantes del directorio del Instituto, quienes coincidieron en calificar la cena como un “acto de reconocimiento y de afecto” hacia los dos socios reconocidos.

Merecidos reconocimientos

“Quiero decirles que interpreto a muchos colegas al decirles que hay verdadera satisfacción al tenerlos a ustedes como los grandes ganadores de estas distinciones. No es fácil llegar a obtenerlas, son un gran galardón, que ustedes se merecen sobradamente”, destacó el presidente del Instituto en su discurso.

En su intervención, Luis Sougarret dijo que el Instituto reconoce “la gran dedicación y la tremenda pasión que vemos en Claudio (Canut de Bon)”. También destacó los muchos años que el premiado lleva “formando, enseñando y capacitando”.

“Como historiador y escritor ha logrado desarrollar su capacidad de investigador, principalmente en el rol e influencia que han tenido connotados mineros de nuestra historia.  Reconociendo la diversidad de roles que ha tenido en su vida, como productor minero, dirigente social, académico, historiador, comandante de bomberos, etc., lo que ha logrado mantener su visión invariable en torno a la ingeniería y geología de minas. Esa es la tarea en la que hemos visto a Claudio y por ello lo premiamos”, agregó Sougarret.

Por su parte, de Eduardo Valdivia, el presidente del IIMCh dijo que se le reconocía por su “brillante aporte en la minería del hierro, destacándose en el desarrollo de proyectos de inversión, como gerente de Desarrollo Minero, y desde el año 2006 a la fecha en CAP Minería, en donde le ha correspondido liderar un equipo de profesionales que lleva adelante el plan de expansión de la compañía. En estos especiales momentos que vive este metal, la gestión de Eduardo ha sido tan impecable que se ha hecho merecedor de este premio”, añadió.

En su trayectoria, Eduardo Valdivia fue premiado también por la Sociedad Nacional de Minería en el año 2001, en la categoría grandes productores, y se adjudicó el Premio Seguridad Coresemin Atacama en el año 2004. Además, fue presidente del Núcleo de Vallenar del IIMCh, entre los años 2000 y 2006.

Cabe recordar que las tradicionales distinciones anuales del IIMCh fueron definidas por el directorio ampliado del Instituto en su última sesión, realizada a mediados de septiembre.

Las tres distinciones anuales del Instituto –la Medalla al Mérito, el Premio al Profesional Distinguido y el Premio “José Tomás Urmeneta”- serán entregados oficialmente en el marco de la próxima Convención Anual del IIMCh, que se realizará en noviembre en Calama.