Canadiense Lundin Mining compra mina de cobre Candelaria a Freeport-McMoRan

Actualidad
Tipografía

Con esta operación, la norteamericana ingresa a Sudamérica. Por su parte, los vendedores estarían buscando concentrarse en sus proyectos más rentables y en elevar su producción de manera importante para enfrentar millonarios pasivos.

La venta de Candelaria era un secreto a voces, pero hoy es un hecho. Según trascendió, la mina de cobre a cielo abierto ubicada en la Región de Atacama fue adquirida por la firma canadiense Lundin Mining. Candelaria es considerada como la grande de las medianas, entre las mineras en Chile. Esto, por su nivel de producción de 168 mil toneladas anuales, la mitad del volumen de Chuquicamata (339 mil ton.), según cifras de Cochilco a 2013.

La faena pertenecía hasta ahora a la multinacional Freeport-McMoRan (FCX), que posee un 80% de la propiedad, mientras el porcentaje restante corresponde a Sumitomo Corporation. Fue descubierta en 1987 y comenzó a operar en 1993.

Con base en Phoenix, Arizona, FCX es una empresa líder en recursos naturales y explota cobre, oro, molibdeno, cobalto, petróleo y gas natural.

Según Wall Street Journal, la empresa evaluaba vender activos como parte de un plan de reducción significativa de pasivos por US$ 20.900 millones. Lo anterior, pues a fines de 2012 ingresó al mercado energético de Estados Unidos con la compra de dos negocios de exploración de petróleo en US$ 9 mil millones. La empresa, además, acordó la venta de activos petroleros por US$ 3 mil millones a Encana Corp. Según analistas, la firma se ha visto obligada a hacer caja, por su compleja situación financiera que obedecería, en parte, a un accidente que registró en el distrito minero de Grasberg en Indonesia. Esto la obligó a paralizar esa operación de cobre y oro por un tiempo. Además, FCX tiene operaciones en EE.UU., República Democrática del Congo, Perú y Chile.

Operaciones locales

Consultados por la operación, en la empresa declinaron referirse al negocio. Mina Candelaria se ubica al sur de Copiapó, y su venta tendría aparejada también la operación contigua, Ojos del Salado, que cuenta con dos minas de cobre subterráneas, Santos y Alcaparrosa.

En 2013, la faena propiedad de FCX y Sumitomo ejecutó una inversión por US$ 286 millones, según datos de la Corporación Chilena del Cobre (Cochilco).

Además de Candelaria, la multinacional cuenta con otras dos operaciones en Sudamérica. Una mina a rajo abierto de cobre y molibdeno ubicada en Perú llamada Cerro Verde, y El Abra en Chile. Como socios de Codelco, en este último yacimiento FCX participa con un 51%. El Abra produce 155,6 mil de toneladas métricas de cobre al año.

La empresa estadounidense tiene planes para ampliar la producción de este último yacimiento. Según información que otorgó la misma empresa a principios de año, la compañía ve en el yacimiento un potencial para alcanzar un nivel de producción equivalente a 453 mil toneladas, con lo que triplicaría su actual volumen y alcanzaría a minas como El Teniente, Los Pelambres, Los Bronces y Collahuasi.

Amenaza al liderazgo

FCX podría destronar a Codelco como principal productor de cobre en el mundo, ya que la firma estadounidense pretende elevar su producción a 2,1 millones de toneladas del metal rojo este año -un aumento en torno a 20% respecto de la estimación para 2014-. Esto amenazaría el liderazgo de Codelco, que espera alcanzar los dos millones de toneladas recién en 2017.

FCX, además, pretende elevar aún más su producción cuando finalicen ciertas expansiones previstas en Estados Unidos, Perú e Indonesia.          

Fuente: El Mercurio