El positivo balance de la 60ª Convención Anual del IIMCh

60° Convención IIMCh
Tipografía

La gran convocatoria y el alto nivel técnico de las charlas y paneles dejó satisfecho a los organizadores de la edición número 60 de la Convención.

______________________________________________________________________________ 

 

   El presidente del IIMCh, Luis Sougarret 

 

   David Baril, co-chairman de la 60ª Convención Anual del IIMCh 

Un balance positivo dejó la reciente Convención Anual del Instituto de Ingenieros de Minas de Chile, que este año cumplió su edición número 60 en Coquimbo con una gran participación de autoridades, ejecutivos, socios y estudiantes.

Durante los cuatro días del evento se debatieron algunos de los temas más importantes que preocupan a la industria minera, que este año puso énfasis en la disponibilidad hídrica, el abastecimiento energético y la relación de las compañías con las comunidades.

“Estamos muy contentos como Instituto del resultado de nuestra sexagésima Convención Anual. Tuvimos una excelente convocatoria –más de 200 inscritos- y un alto nivel técnico en los varios paneles, charlas y presentaciones técnicas que contempló el programa”, aseguró el presidente del Instituto, Luis Sougarret.

El foco central de la Convención estuvo en plena sintonía con el lema de la versión 2009 del evento, “Consolidando el futuro de Chile”, que resume el objetivo del Instituto de seguir manteniendo el actual liderazgo mundial de Chile como potencia minera.

“El balance de la Convención es más que positivo. Creemos que se cumplieron plenamente las expectativas que nos planteamos al comienzo del evento, es decir, tratar los temas claves que permiten consolidar el futuro de Chile de mano de su mayor riqueza: la minería”, expresó David Baril, vicepresidente Cobre de Operaciones Teck en Chile, quien asumió las labores de co-chairman del evento.

Desarrollo de Chile

El Instituto ha destacado constantemente el rol clave que le cabe al sector minero como “motor” de la economía de Chile y principal responsable del desarrollo experimentado por el país en los últimos años, lo que supone una “gran responsabilidad” para que ese desarrollo continúe.

Lo anterior implica enfrentar de manera decidida los tres grandes desafíos (aguas, energía y comunidades) que se propuso el Instituto para debatir en la Convención, según explicó el co-chairman de la Convención.

“La minería hoy debe hacer frente a numerosos desafíos, pero sin duda los que asoman con más fuerza en la actualidad son la energía, el agua y todo lo que involucra relacionarse con las comunidades. El abastecimiento energético es un tema crítico ya que la minería es uno de sus principales clientes en el norte. Necesitamos energía y mucha para funcionar y se debe garantizar ese suministro. Pero no se trata de tenerlo a cualquier costo. Ello debe ir acompañado de un cuidado al medio ambiente. El mundo camina hacia un desarrollo sustentable y la minería no puede estar ajeno a ello. Por eso, el desafío es doble. Lo mismo ocurre con el tema del agua. En el norte de Chile este aspecto es especialmente sensible, por lo que necesitamos encontrar un justo equilibrio. No podemos acabar con el agua, que es un bien escaso. Y por el otro lado, el país necesita de su minería para progresar. Ahí está el desafío permanente de nuestra actividad”, reconoció Baril.

Respecto a las comunidades, el co-chairman de la 60ª Convención asegura que ya pasó la época en que la minería trabajaba sola, sin preocuparse de lo que ocurría en su entorno más inmediato.

“Las comunidades aledañas son ahora parte importante de los grandes proyectos mineros. Y no podría ser de otra manera. Necesitamos generar continuos puentes con las comunidades, con las comunas, con los lugares que nos albergan, por muy remotos y aislados que sean. Y eso fue precisamente uno de los grandes temas que también abordamos en la reciente convención del IIMCh”, agregó Baril.

Agenda paralela

Como ya es tradicional, el Instituto reconoció a sus socios más destacados con las distinciones anuales y se reconoció la trayectoria de aquellos que cumplieron 25 y 50 años de vida profesional.

Pero una Convención del Instituto no es completa sin su agenda social paralela, que permite una convivencia alegre y distendida entre ejecutivos, profesionales y estudiantes en actividades complementarias como el tradicional “Asado Minero” y la Cena de Gala. Y este año no fue la excepción.

“La camaradería fue una constante junto con el trabajo serio y decidido de la organización que permitió que la sexagésima edición de nuestra Convención fuera un éxito. De manera que el balance es muy positivo”, reiteró el presidente del IIMCh Luis Sougarret.

“Estamos muy satisfechos con esta Convención, que cumplió un gran hito al celebrar su versión número 60. Pensamos que este evento ha sido un real aporte al sector, muy en línea con los que señalaba nuestro propio lema, es decir, para consolidar el futuro de Chile”, agregó David Baril como balance final.