Intenso debate sobre Sustentabilidad abre programa temático de 58ª Convención

58° Convención IIMCh
Tipografía

En el primer panel del encuentro participaron representantes de Codelco Norte, Antofagasta Minerals, Fundación Escondida y la Comisión Nacional de Energía.

 


No sólo de concentrado, cátodos y ánodos vive la minería. El tema de la sustentabilidad en esta industria ha cobrado singular importancia en el último tiempo, lo que fue confirmado en la Convención Anual del IIMCh que comenzó su primera jornada de debates con este tema.

Cuatro importantes actores del negocio minero, pero con distintas miradas, sentados en una misma mesa, abrieron los paneles del día miércoles 24 de octubre. Desde el sector público, el máximo ejecutivo de Codelco Norte, Sergio Jarpa. Y del mundo privado, Jorge Gómez, vicepresidente de Operaciones de Antofagasta Minerals, además de Mario Pizarro, de la Fundación Minera Escondida y Ricardo Katz, de la consultora GAC.

Cuatro miradas diferentes que generaron gran atención e interés de parte de los asistentes a la 58ª Convención del Instituto de Ingenieros de Minas de Chile, en Copiapó.

Comisión Nacional de Energía

El director gerente de la consultora GAC (Gestión Ambiental Consultores) fue el encargado de abrir el debate. Ricardo Katz ofreció una rápida pero muy ilustrativa historia del surgimiento del concepto de sustentabilidad en los negocios, resaltando la importancia de la comunicación en este tema.

Como resultado de esta historia reciente, la gran conclusión parece ser que la evolución del concepto de sustentabilidad se forma a partir de distintas miradas para un mismo tema, dijo Katz.

“Si hacemos una encuesta en esta mesa, no hay nadie que diga que no están por el desarrollo sustentable. Pero si ponemos a los ecólogos al frente veremos que también están por el desarrollo sustentable y muchas veces es difícil comunicarse”, expresó.

Respecto al futuro, Katz reconoció lo difícil que es prever lo que vendrá en este tema. “No sé lo que vendrá. Yo sé que vendrán cosas distintas que las que pensamos el día de hoy y que nos van a afectar en nuestra sustentabilidad. Por lo tanto quiero terminar diciendo que sin la existencia de un sistema de gestión ambiental y social que nos haga posible navegar esta ola, la sustentabilidad no es posible”, advirtió el también investigador asociado del Centro de Estudios Públicos (CEP).

“Tenemos gente encargada de las finanzas, tenemos gente que proyecta los valores del cobre futuro, tenemos gente que ve cómo están las tasas de interés, como van a estar la disponibilidad de equipo. Pero tenemos que ver cómo viene el tema ambiental. Cómo viene mañana y pasado y adelantarnos. Sin sistemas de gestión ambiental y social, los procesos se generan rápidamente y no son capaces de hacerse cargo de la evolución de la sustentabilidad. Por lo tanto el adelantarse es el mejor seguro”, finalizó.

Fundación Escondida

A continuación, el representante de la Fundación Minera Escondida, Mario Pizarro, hizo una completa presentación de cómo su institución ha apoyado diversas actividades y programas de ayuda social en la Región de Antofagasta, y en otras zonas del país.

Al igual que Katz, Pizarro destacó el activo papel que juegan hoy las comunicaciones en el acceso a la información, lo que ha ayudado a tener comunidades cada vez más informadas de los grandes temas que los afectan. Algo especialmente sensible cuando se trata de compañías mineras, que muchas veces son miradas con desconfianza por los habitantes de las zonas aledañas a las faenas.

“¿Como respondemos a todos estos desafíos? Bueno ahí está nuestra carta, la carta de Minera Escondida, que dice que tendremos éxito cuando las comunidades en las cuales operamos, efectivamente valoren nuestra calidad de miembros de ellas”, explicó Pizarro.

En este sentido, el coordinador de Asuntos Sociales de la Fundación Minera Escondida reveló que las acciones de la institución se basan en cuatro valores básicos: confianza, solidaridad, responsabilidad y transparencia.

“Hoy día nuestra acción como Fundación está centrada en la confianza que efectivamente logramos generar con las comunidades donde hoy estamos trabajando; la solidaridad; la responsabilidad también frente a las acciones que estamos tomando frente a las comunidades, y la transparencia, es decir, que lo que hacemos no solamente lo saben las comunidades donde efectivamente estamos concentrando nuestra acción, sino que también la comunidad completa, en la ciudad, en la región”, agregó Pizarro.

Antofagasta Minerals

A su turno, el vicepresidente de Operaciones de Antofagasta Minerals, Jorge Gómez, expresó que un proyecto nuevo que se quiera realizar en el sector minero necesariamente debe incorporar variables como la sustentabilidad que antes no eran tan importantes.
“Y eso tiene relación principalmente con un cambio que ha habido en el mundo y también con un cambio que ha habido en la sociedad. Por lo tanto el enfoque, principalmente está en cómo uno se relaciona con el entorno social y también cómo ve la sustentabilidad de ese proyecto porque una de las particularidades que tienen los proyectos de la minería es que son de largo plazo”, dijo Gómez.

Sin embargo, el ejecutivo advirtió que los proyectos necesitan en una primera etapa hacer un “mapeo de sentimiento de las comunidades”, para evaluar los intereses del entorno donde se va a emplazar un proyecto. Una tarea nada de fácil, según reconoció el propio Gómez.

“Mi experiencia es que mapear en los sentimientos ajenos no es una tarea fácil. En realidad siempre las expectativas son con algún grado de insatisfacción lo que de alguna forma u otra en un futuro cercano va dificultando el accionar de los proyectos o de las compañías”, agregó.

En este sentido, Gómez recordó la experiencia del yacimiento Los Pelambres, en el cual estuvo involucrado desde un comienzo, y que significó numerosos desafíos en su relación con la comunidad.

“Yo diría que la sustentabilidad de la minería pasa por la internalización de quienes tienen las decisiones en las distintos estamentos. Si las compañías no están convencidas de estos temas, que son de primera importancia, difícilmente el reflejo de la compañía en la comunidad y en las autoridades se va a notar”, concluyó el vicepresidente de Operaciones de Antofagasta Minerals.

Codelco Norte

Por su parte, el vicepresidente corporativo de Codelco Norte, Sergio Jarpa, aludió en su presentación a la cercanía del complejo minero que encabeza con la ciudad de Calama y a otros centro poblados que en conjunto suman unos 200 mil habitantes, lo que significa grandes desafíos para la empresa estatal.

“Tenemos fundición, tenemos refinería y dentro de nuestra concepto de sustentabilidad, el tema ambiental es solo uno de ellos. Tenemos desafíos por material particulado, por fundiciones gaseosas, azufre, arsénico, que son cosas conocidas”, dijo Jarpa.

No obstante, el máximo ejecutivo de Codelco Norte aseguró que el mayor problema desde el punto de vista de la sustentabilidad para la división está en el tema energético.

“Nuestro insumo crítico dentro del concepto de sustentabilidad está en lo energético. No cabe duda que en el norte la situación es dramática. No hay gas. Tampoco hay agua para generar energía eléctrica. Hoy se está generando en el norte un 50% con carbón y 50% con diesel y no hay ninguna otra opción hasta que no seamos capaces de poner en marcha un proyecto que se llama GNL, Gas Natural Licuado, que en el mejor de los caso estará por ahí por el año 2011”, explicó.

En su presentación, Jarpa hizo mención de los diferentes proyectos en carpeta para cada uno de los centros operativos de Codelco Norte, lo que representan diversos problemas que se deben resolver con la comunidad.

“En todas las empresas, los desafíos de la sustentabilidad en su aspecto más bien medioambiental, tiene una responsabilidad social, comunitaria, que para nosotros es tan relevante”, finalizó Sergio Jarpa.