Copiapó acoge versión 58 de la tradicional Convención Anual del IIMCh

58° Convención IIMCh
Tipografía

Una ciudad histórica para la minería recibe la 58° Convención Anual del Instituto de Ingenieros de Minas de Chile. Con el lema “Minería: un liderazgo mundial”, el evento se propone poner énfasis en los desafíos que deberá enfrentar el sector en los próximos años.

 


Hace 150 años fue la cuna de los profesionales de la minería nacional y hoy, un siglo y medio después, vuelve a transformarse en el epicentro de la principal actividad económica del país. Copiapó, la ciudad que albergó la primera escuela de minas del continente, es la ciudad escogida para recibir la 58° Convención Anual del Instituto de Ingenieros de Minas de Chile.

Un escenario ideal para un encuentro que convoca durante cuatro días a los representantes más importantes del sector minero, tanto del ámbito público como privado.

Pero el IIMCh no sólo eligió a Copiapó como una forma de homenajear a la ciudad donde se formaron muchos de sus socios. Significó también un nuevo impulso para una zona pujante, que ha experimentado un gran desarrollo de la mano de la minería.

Así lo corrobora la gran cantidad de prospectos mineros ejecutados en el último tiempo y otros tantos que serán realidad en el corto plazo, como el proyecto Caserones, de Minera Lumina Copper.

A la cabeza de esta última empresa se encuentra el destacado ingeniero Nelson Pizarro, quien asumió como anfitrión de la 58° Convención como chairman del evento.

“Tenemos un montón de temas para debatir en esta Convención para mejorar nuestra información, para compartir los análisis y profundizar estos temas de manera tal de ofrecer a la autoridad que corresponda soluciones a este respecto”, explica Pizarro.

Durante cuatro días (entre el 23 y 26 de octubre), la Convención ofrece una gran variedad de charlas, paneles de debate y presentaciones que abordan los temas que más preocupan a la minería nacional por estos días.

Y los ingenieros de minas, como actores protagónicos de la industria minera, tienen mucho que decir, destaca Nelson Pizarro.

“Tenemos que plantearnos la pregunta de cómo podemos influir en las audiencias claves de este país para mantener la contribución relevante que la minería ha hecho en el desarrollo económico del país”, agrega el ejecutivo.

Liderazgo mundial

El completo programa temático de la Convención tiene como propósito fundamental abrir el debate sobre los principales desafíos que enfrentará el sector minero en el futuro, para que Chile pueda seguir manteniendo en esta área el liderazgo mundial que actualmente ostenta.

Y para que no queden dudas de ello, el lema de la Convención -“Minería: un liderazgo mundial”- aludía precisamente a este gran desafío, amenazado hoy por una serie de hechos que se trataron extensamente durante el evento.

Las dificultades para conseguir agua, los problemas de suministro energético, la falta de proyectos de “clase mundial” o el poco interés en realizar exploraciones, son sólo algunos de los grandes temas presentes en la agenda de la Convención.

“Lo que nosotros hemos transmitido es que son temas de interés país, temas que deben ser abordados desde la visión de un país, y que tienen que tener soluciones de carácter generales y no particulares”, dice el presidente del IIMCh, Leopoldo Contreras.

En este sentido, el dirigente destaca la importancia de la Convención que todos los años realiza el IIMCh como una instancia de debate de alto nivel para abordar precisamente temas como los que preocupan hoy al sector.

Feria de Prospectos

Pero para mantener esta posición de liderazgo mundial, la minería necesita de nuevos proyectos, los que también tienen un espacio en el evento organizado por el Instituto. Los más importantes serán presentados en la Segunda Feria de Prospectos Mineros, que se realiza en paralelo a la Convención.

“Creo firmemente que este país tiene muy buenas oportunidades de seguir creciendo en el ámbito de la minería, todavía hay espacios grandes de desarrollo de la exploración y oportunidades de yacimientos de buena calidad”, asegura Roberto Freraut, chairman de la Feria de Prospectos.

Reconocimientos y camaradería

Si bien el énfasis de la Convención está este año en su agenda temática de alto nivel técnico, también habrá espacio para la camaradería y esparcimiento, como es tradicional en este tipo de encuentros.

Los numerosos socios que llegarán a Copiapó podrán compartir en forma más informal durante los almuerzos, y particularmente durante el tradicional “asado minero”, que este año se realizará en Paipote.

Otras instancias para estrechar lazos son el cóctel inaugural, que se realizará al término de la ceremonia de apertura donde se entregarán las distinciones más importantes del IIMCh a los socios y empresas más destacados y la cena de gala, que deriva luego en una fiesta bailable que convoca a numerosos asistentes.

En esta última actividad se entregan también las medallas en reconocimiento a los socios que este año cumplen 25 y 50 años de ejercicio de profesión.

Finalmente, el IIMCh tiene organizadas tres salidas a terreno que se desarrollarán en el marco de la Convención. El llamado “tour de acompañantes” es la primera de ellas, y consiste en una salida a diversos lugares de interés turístico de la zona.

Tras el término formal de las presentaciones, la tarde del día viernes 26 de octubre se destinará a la primera de las visitas técnicas contempladas en el programa, con un recorrido por la Fundición Paipote, de Enami.

Las actividades concluyen el día sábado 27, con una visita a las instalaciones del proyecto Caserones, de Minera Lumina Copper, distante a unos 170 kilómetros de Copiapó, y ubicada a más de 4.600 metros sobre el nivel del mar.